Estas son las problemáticas más habituales en la consulta de un psicólogo.

La depresión tiene dos causas principales:

1- Está sucediendo o ha sucedido algo en el presente o pasado inmediato de la persona que le produce un estado de tristeza tan profundo que le afecta negativamente en determinadas áreas de su vida.

2- La persona vive en un estado de apatía o melancolía sin causa aparente. Esto puede ser causado por varios aspectos:
a) Está fuera de lugar. El habitat no es el que le corresponde. Las circunstancias, aunque aparentemente correctas, no le satisfacen.
b) No tiene los recursos psíquicos y emocionales adecuados para afrontar la vida actual en toda su dimensión.
c) Su estructura de personalidad es débil y su “Yo” no mantiene con fuerza la persistencia necesaria para hacerse un hueco en la vida.
d) Está atrapado/a por pensamientos o creencias irracionales sobre sí mismo o los demás.
e) Existe una acumulación de emociones negativas difíciles de expresar.
f) Está agotado/a energéticamente, no puede dar más de sí.

Normalmente antes de caer en una depresión se han pasado por fases de estrés o ansiedad, que es una forma que tiene el organismo de reaccionar ante elementos negativos que provienen del mundo externo o del interior de la persona.

El tratamiento de la depresión tiene como objetivo reforzar la conciencia del paciente y liberarlo de aquellos componentes que le impiden funcionar correctamente.

Damian Ruiz