La terapia psicológica de casos graves y crónicos

Damián Ruiz, Director del Institut Psicològic Internacional de Barcelona explica por qué es importante la adecuación de todo el conocimiento técnico y teórico a cada situación particular en la terapia psicológica de casos graves.

Más videos

¿Por qué se puede superar un trastorno obsesivo?

“Muchas de las cosas que diré surgen del resultado de la experiencia de tratar cientos de personas, algunas venidas de otras partes del mundo, y con una efectividad más que satisfactoria en la mayoría de los casos aunque aún contamos con situaciones de resistencia terapéutica en las que estamos trabajando para afinar cada vez más el tratamiento….”

La culpa

“Tienes que fortalecer tu personalidad y para ello debes proponerte retos a conquistar en la vida real, no importa si fracasas o tienes éxito, eso es lo de menos, lo importante es que aprendas a competir y a combatir, legal y éticamente por supuesto. Para ello quizás debas entrenarte en algún tipo de deporte, leer biografías, novelas o libros que te inspiren y te activen, no caigas en productos que solo te llevan a la reflexión o a estar todo el día repasando si lo que haces está bien o mal. Mira películas donde hombres y mujeres toman decisiones arriesgadas, se enfrentan a sus propios miedos e inician la conquista de su propio destino…”

¿Cómo ayudamos a curar un trastorno obsesivo con el método AFOP®?

El método AFOP®, (Activación y Focalización pulsional) lo desarrollé cuando empecé a ser consciente de lo que verdaderamente ocurría en las personas que padecían un trastorno obsesivo. Me di cuenta que aquellos aspectos comunes en los pacientes con TOC eran una fuerte ansiedad vinculada a un estado depresivo latente que a su vez estaba muy conectado con el miedo.
Pero lo más sustancial fue constatar que todas las personas con trastorno obsesivo estaban atrapadas en el miedo, en la duda y en la culpa. En muchos casos viviendo vidas inhibidas o sometidas a lo normativo o a personalidades del entorno que les habían conseguido subyugar.

¿Cómo evitar recaídas una vez superado un trastorno obsesivo?

Superar un trastorno obsesivo no consiste en estar controlando los pensamientos, es cierto que la idea de aceptarlos es mejor que combatirlos pero aún así la persona sigue vinculada a lo que sería la cognición. A través de nuestro método AFOP sabemos que la única forma de evitar que un trastorno obsesivo vuelva a aparecer es “viviendo”.
Explicaré en qué consiste en este contexto la idea de “vivir”.

La tiranía del “¿Qué dirán?”

Cuando hablo del “qué dirán” me refiero al miedo a que nuestras acciones, sentimientos o expresión verbal sean cuestionados por un supuesto entorno que ejerce de juez sobre uno mismo.
La primera pregunta que deberíamos hacernos es ¿Qué dirán? ¿Quién? ¿Quienes son aquellos que nos juzgan? En Nueva York o Londres si sales a la calle con un sombrero amarillo de medio metro de altura probablemente no va a resultar raro para una gran parte de los ciudadanos que lo vean, si eso lo haces en un pueblo de España o de México las posibilidades de que seas tema de conversación durante la próxima semana son muy elevadas, eso incluye además una disección de tu personalidad y quizás hasta la de tu familia.

La predisposición genética no condena

La genética predispone pero no condena. Es cierto que es mucho más fácil y cómodo considerar un trastorno psíquico como algo orgánico pero yo, y muchos terapeutas, estamos en condiciones de afirmar, después de años de experiencia profesional que todas las patologías psicológicas tienen una causa externa que la justifica. Evidentemente puede haber cierta vulnerabilidad de base en la persona que la padece pero sin esa causa no hay enfermedad.

El trastorno obsesivo de contenido homosexual

A modo de introducción, para no estigmatizar el tema del que hablamos puedo afirmar con seguridad que ninguna persona que yo personalmente, o alguien del equipo del IPITIA, haya tratado en consulta psicológica con un toc de contenido homosexual ha resultado serlo. Es más, casi podríamos garantizar que aquellos que lo padecen nunca lo son.
Ya sé que todo el mundo piensa si él o ella pueden ser la excepción, pero no ha habido excepciones.
Entonces ¿por qué aparece ese contenido homosexual? ¿Por qué ese miedo terrible a que gusten las personas del mismo sexo? ¿Qué significa?

¿Cómo dejar de consumir cocaína?

Dejar la cocaína no es una tarea fácil, requiere de algo que para mí, como terapeuta, es fundamental, la concienciación del consumidor. Por ello subtitulé a mi libro “Cómo dejar, o hacer que deje, la cocaína”, un método de concienciación personal.
Por muchos centros públicos o resorts privados en los que el adicto se ingrese durante temporadas si el trabajo que se ha hecho se basa en la contención y en aprender mecanismos de respuesta cuando aparece la tentación de consumo o situaciones estimulantes o frustrantes, o similares a las que aparecía anteriormente, no se habrá incidido sobre los elementos más importantes: el inconsciente psíquico que es el que, probablemente, sustenta la necesidad de consumo.

¿Cómo encontrar la propia identidad?

¿Cómo se construye la identidad de una persona? En primer lugar debes saber cuales son tus raíces, empezando por tu familia, tus antepasados, tu comunidad, tu cultura, y las tradiciones que están vinculadas a ellas. Todo ello conformará una columna vertebral psíquica a partir de la cual podrás desarrollarte. No debes confundir la necesidad de partir de las raíces con no despegarte de ellas. Son los elementos a partir de los que podrás crecer pero si te limitas a ser una imitación permanente del pasado corres el riesgo de volverte una personalidad rígida, incluso con elementos hostiles y desconfiados hacia lo nuevo y desconocido.

El análisis del inconsciente como factor imprescindible en el tratamiento psicológico de casos graves

La vida del inconsciente psíquico puede ser mucho más rica e intensa que la que ocurre en la realidad material. Podemos encontrarnos con contenidos apasionantes que se manifiestan a través de los sueños, de forma latente en expresiones, acciones, sensaciones o emociones que, a veces, no encajan exactamente con aquello que esperamos de nosotros.
Descubrir la vida psíquica que subyace bajo una normalidad feliz o sufriente puede llegar a ser no solo enriquecedor sino una fuente de posibilidades reales de transformación.

La terapia psicológica de casos graves y crónicos.

¿Qué consideramos un caso grave o crónico en psicología? A veces te llegan a la consulta personas, precedidas normalmente por la llamada de un familiar, que no logran, desde hace tiempo superar un problema que les afecta, puede ser un chico o chica que apenas sale de la habitación, una depresión grave que no remonta, un trastorno obsesivo crónico, una personalidad límite, personas con ideas autodestructivas que han tenido algún intento de autolisis, agresividad incontrolable, consumo de drogas, etc.
También una de las frases que escucho con frecuencia es: “ya lo hemos probado todo”.